Traducido por Daniel Álvarez y Jessie Higgins

Brian Pinkston, el vicepresidente actual del partido Demócrata de Charlottesville, no estaba seguro si buscaría un puesto en el ayuntamiento de nuevo después de presentarse en 2019 sin éxito. Ahora, al hacerlo, todavía ve muchos de los mismos problemas que quiere abordar, pero a través del impacto que ha tenido el COVID-19.

“En muchos sentidos, es lo mismo que era hace dos años”, dijo Pinkston. “Creo sinceramente que necesitamos pensar en términos de bien común. Necesitamos pensar en lo mejor para todos, con una mirada especial para los más necesitados”.

Similar a su anterior campaña, Pinkston todavía ve la vivienda asequible y el mejoramiento en el transporte como áreas claves en las que la ciudad puede mejorar, pero señaló que lograrlos puede ser aún más difícil por la pandemia.

“Con COVID, ahora obviamente es un mundo muy distinto”, dijo Pinkston. “Creo que tener expectativas razonables sobre lo que se puede lograr y adoptar una actitud estratégica y considerada mientras trabajamos por oportunidades será clave aquí”.

Artículos Relacionados
Yas Washington, observadora habitual de las reuniones del ayuntamiento, quiere un asiento en el estradoCarl E. Brown sería un ‘jugador de equipo’ si es elegido al concejo municipal

Pinkston, un gerente de proyectos con la Universidad de Virginia, dijo que esta experiencia tiene una combinación de habilidades “fuertes y suaves” que serán útiles si es elegido para el ayuntamiento, y su pasión por la filosofía continúa alimentando su campaña.

“El bien común” proviene de la enseñanza social católica, la cual Pinkston estudió cuando estaba obteniendo un Ph.D. en filosofía.

“Es darse cuenta de que para que la comunidad prospere, ciertas condiciones deben ser cumplidas. Es pensar en una ciudad menos como un sistema o partes móviles y más como un organismo”, Pinkston dijo a Charlottesville Tomorrow antes de las elecciones primarias del partido Demócrata en 2019.

“Los seres humanos tienen una naturaleza y lo que es mejor para los seres humanos y para las comunidades en las que viven”, dijo en ese momento. “Parte de prosperar es tener buenas relaciones el uno con el otro, prosperidad material, desde las carreteras hasta los negocios del centro de la ciudad, y cuestiones de justicia también, y otro componente clave es reconocer el valor y la dignidad inherentes de cada persona en la mezcla”.

Pinkston tiene un Bachillerato de Ciencias en ingeniería mecánica del Instituto de Tecnología de Georgia y una Maestría de Artes en filosofía y estudios religiosos de la Universidad de Biola en California. Su programa de doctorado en la Universidad de Virginia lo llevó a Charlottesville, donde ha vivido desde 2004.

En busca de un lugar en el ayuntamiento de nuevo, Pinkston dijo que algunos miembros de la comunidad sugirieron que intentara hacer campaña otra vez. Si bien no estará haciendo campaña físicamente como lo hizo en 2019, Pinkston dice que se involucrará virtualmente con la comunidad.

“Es la parte divertida”, dijo Pinkston.

Tras los resultados de las elecciones presidenciales de 2016, Pinkston comenzó a enfocar su energía hacia la organización local, sirviendo como co-presidente de distrito de CVille Dems (el partido Demócrata de Charlottesville) antes de convertirse en vicepresidente hace aproximadamente un año y medio.

Pinkston, quien actualmente trabaja como director asociado de proyectos de infraestructura en UVa (Universidad de Virginia), dice que sus más de dos décadas en administración e ingeniería le han dado una visión colaborativa que se aplicaría a un puesto en el consejo.

“Más que administrar los detalles de los proyectos, se debe trabajar con diferentes partes interesadas y emplear suficientes habilidades sociales para ayudar a las personas a colaborar”, dijo Pinkston. “Estoy acostumbrado a trabajar con diferentes partes para llegar a compromisos efectivos”.

Sobre las prioridades, si es elegido, Pinkston tiene como objetivo ayudar a fortalecer la relación entre la ciudad con UVa y el condado de Albemarle, ayudar a empoderar al administrador temporal de la ciudad Chip Boyles, y a quien ocupe el siguiente puesto, y ayudar a la economía local a recuperarse de los impactos del COVID-19 .

“Apoyar a la comunidad empresarial es importante; muchos han sufrido debido al COVID”, explicó Pinkston. “Creo que está bien decir que apoyas a las empresas y quieres verlas prosperar y florecer porque ayudan a respaldar las finanzas de nuestra ciudad”.

Si es elegido para el consejo, Pinkston quiere apoyar al consejo para ayudar al trabajo de equidad de otras mesas de trabajo, como la junta escolar y la junta de revisión civil de la policía.

“Quiero vigilar de cerca a la Junta de Revisión Civil de la Policía (PCRB, por sus siglas en inglés) y mantener las llamas encendidas allí para asegurarme de que la organización pueda convertirse en un modelo en todo el estado de cómo mejorar la vigilancia policial”, explicó Pinkston.

Actualmente, el puesto de director de la junta se encuentra entre las vacantes de personal de la ciudad que deben cubrirse. Dado que la ciudad ha designado a Chip Boyles como administrador de la ciudad durante al menos el próximo año, Pinkston dice que el apoyo continuo del ejecutivo de la ciudad será crucial.

Con los esfuerzos continuos de la ciudad para incorporar una perspectiva de equidad en la política local, Pinkston dice que espera participar en esos esfuerzos en caso de que sea elegido. También señala que los llamados a nivel nacional y local por la equidad y la justicia racial del verano de 2020 continúan “enfatizando la importancia” de ese trabajo.

“La auténtica justicia racial requiere abordar las desigualdades en materia de vivienda, educación e ingresos. Abogaré por las prioridades presupuestarias y de financiamiento que esto implica ”, explicó Pinkston.

También señaló que el mantenimiento de un ayuntamiento estable tendrá un impacto en el establecimiento de prioridades legislativas para que el personal de la ciudad las implemente.

“No podemos avanzar en el ‘meollo’ de las iniciativas políticas si no tenemos un ayuntamiento estable y que funcione bien”, agregó Pinkston.

Habiendo vivido en varios otros estados y ciudades, Pinkston no cree que Charlottesville esté “tan dividido como se cree”, destacando el compromiso cívico de la comunidad y el trabajo en equidad en curso en los últimos años.

“[Charlottesville] tiene fisuras profundas que necesitan ser curadas”, dijo Pinkston. “Es difícil como hombre blanco. Solo puedes hacer o decir hasta cierto punto, pero se trata de elevar a los que pueden hablar”.

 

Regresa a la guía del votante>>