El Departamento de Salud de Virginia está listo para ofrecer la vacuna Pfizer a los adolescentes de 12 a 15 años tan pronto como el gobierno federal lo autorice, lo que podría pasar esta semana.

El lunes, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) autorizó la vacunación contra COVID-19 para los niños de esas edades. Ahora, los estados están esperando las recomendaciones finales de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) antes de que puedan empezar a vacunarse.

El comité asesor sobre prácticas de inmunización del CDC se reunirá el miércoles para discutir esa recomendación.

“Mientras este es un primer paso emocionante para ofrecer esta vacuna y su protección a más de 400.000 virginianos, debemos esperar una aprobación federal adicional antes de hacerlo”, dijo el Distrito de Salud Blue Ridge en un comunicado tras el anuncio de la FDA. “Virginia no comenzaría a ofrecer la vacuna a personas con edades de 12 años en adelante hasta que los CDC la aprueben”.

Mientras tanto, las vacunas contra COVID-19 ya están disponibles en muchos lugares en Charlottesville y sus alrededores. Todas las personas de 16 o más años pueden recibir una vacuna gratis.

El Distrito de Salud Blue Ridge ya atiende personas sin citas en su Centro de Vacunación COVID-19 todos los días durante un horario establecido:

El centro se encuentra ubicado en la antigua tienda de JCPenney en 1600 E Rio Road, Charlottesville. Todas las clínicas tendrán presentes personas que hablan español.

La vacuna también está disponible en farmacias como Wegmans, Kroger, Giant Foods, Costo y más. Se pueden encontrar en el sitio web www.vacunas.gov.

Hasta el lunes, el 54% de las personas en el distrito de salud Blue Ridge ha recibido al menos una dosis de la vacuna y el 40% está completamente vacunado. En Charlottesville, el porcentaje es similar. El 55% ha recibido una sola dosis y el 41% está completamente vacunado. Las tasas del condado de Albemarle son aún más altas. Más del 60% del condado ha recibido su primera dosis y el 45% está completamente vacunado.